A estas alturas seguramente hemos hecho del lavado de manos una rutina frecuente de nuestro día a día. Asimismo, el gel antibacterial se convirtió en un accesorio para cargar con nosotros hacia todos lados, a la vez que se volvió una medida estandarizada en la mayoría de las tiendas de autoservicio.

Dado que el gel antibacterial es un producto con alto contenido de alcohol, surgen dudas de si este tiene un impacto en la salud de nuestra piel.

Según la Dra. Rossana Llergo, Presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), el uso excesivo del gel antibacterial genera una modificación por la alteración de la barrera cutánea natural de la piel.

Lo que puede provocar una alteración en el pH o llegar hasta la dermatitis.

Sin embargo, el uso del gel antibacterial no se debería de descartar, solamente hay que controlar su uso.

En conclusión, la FMD recomienda usar geles antisépticos dermolimpiadores o simplemente jabón, dado que el gel antibacterial no es más efectivo que el agua y jabón.